Felices Fiestas.

Con el espíritu navideño aún y con muchas ganas de seguir enseñando, estas vacaciones son ideales para reforzar nuestros conocimientos con las personas que nos rodean.

 Las fiestas decembrinas además de representar una de las tradiciones más populares en México y en el mundo nos dejan un mensaje que como maestros vale la pena retomar el cual es la solidaridad, el compañerismo y la unidad.

Sin duda, estos valores que son algunos que más resaltan en estas fechas son índices del trabajo que han desarrollado mucho de los maestros.

Es por ello, que el día de hoy quiero reconocer a todos aquellos que con su trabajo, dedicación y esfuerzo han contribuido al crecimiento académico de miles de jóvenes en México.

La educación no es un tema que se pueda tomar a la ligera y menos en estos tiempos en donde se siente un rezago educativo resultado del uso de la misma fórmula por años, es por ello que para el siguiente año los invito a capacitarse, a mejorar como maestros, a seguir dando lo mejor de sí en las aulas, pero sobretodo que continúen con el mismo espíritu y ejemplo que como maestros los caracteriza.

Es una gran oportunidad para contribuir en la sociedad y ser un factor de cambio en la comunidad, ya que los logros más importantes comienzan por pequeñas acciones.

 

Felices Fiestas les desea

El profe Cívico.  

Advertisements

La educación universal y los retos como docentes.

Hoy conmemorando el Día de los Derechos Humanos, encontré un artículo interesante de la UNESCO, el cual lleva como título: “La buena gestión de la formación de los docentes contribuye a retener a los niños en la escuela”.

El pasado 29 de noviembre se realizó un foro con sede en República Democrática del Congo para debatir este tema, el cual nos muestra cifras bastante alarmantes en cuanto a educación, no sólo de México si no del mundo.

“En el mundo entero, se necesitan 1,58 millones de nuevos docentes a fin de alcanzar la educación primaria universal de aquí a 2015”.

El verdadero reto de esta cifra es encontrar a nuevos maestros que se encuentren lo suficientemente bien capacitados y motivados para que puedan tomar acción en este caso, hoy en día ya no es suficiente la cantidad, nosotros como maestros debemos de enfocarnos en la calidad de aprendizaje que le dejamos a nuestros alumnos.

¿Quién no ha tenido un maestro que ha cambiado su manera de percibir las cosas?, o en dado caso, que nos haya servido de inspiración para realizar la noble labor de transmitir conocimientos a las siguientes generaciones.

Para que México pueda alcanzar un mejor desempeño educativo y poder salir del lamentable lugar número 53 de la lista de la OCDE en cuanto a desempeño educativo, debemos enfocarnos más a desarrollar las habilidades de nuestros alumnos, de encontrar incentivos que nos ayuden a captar la atención de estos mismos y sobre todo a motivarlos para que continúen con sus estudios y continúen el ciclo de conocimientos, desando así algún día ser un docente que sea ejemplo para sus alumnos.

Al final, el esfuerzo de cada uno de los profesores se ve reflejado en los jóvenes que formarán el futuro de México.

 

Les comparto la liga del artículo de la UNESCO para más información.

http://www.unesco.org/new/es/education/resources/online-materials/single-view/news/good_management_of_teacher_education_keeps_children_in_school/#.UqdjQPTuKSo

Defender lo indefendible.

¿Podemos llamar maestros a aquellos que a base de violencia, roban, insultan, destruyen y aplastan la educación en México?

 

Decidir de que lado estar, a favor o en contra de la educación, así de simple; se trata de aportar o destruir y es que tal parece que seguimos comprobando como muchos “maestros” destruyen con hechos, actitudes y palabras la educación en el país y lejos de sentirse parte de la construcción de un México mejor están decididos a retrasar cualquier acción al progreso.

 

No podemos tomar mejor ejemplo de destrucción que la causada el día de ayer por los maestros de la sección 22 de la CNTE en Oaxaca, que con violencia acabaron con las instalaciones de la sección 59 de la SNTE. La pregunta es ¿dónde está el gobierno? ¿De que lado está el gobernador Gabino Cué? Y hago estas preguntas porque recién habíamos conocido las declaraciones en donde pedía la devolución pacífica de más de 100 escuelas que habían tomado los padres de familia para que sus hijos pudieran recibir clases, mismas que no se estaban dando porque los profesores de la CNTE estaban protestando, marchando y generando caos en la capital del país, mientras que los profesores de la sección 59 asumían la responsabilidad de tomar a esos cientos de niños sin clases bajo su tutela. Entonces, ¿quién tiene la razón? ¿Los de la CNTE por querer recuperar a sus grupos o los del SNTE y los padres de familia por ya no confiar en ellos? Y es que de esa respuesta viene el origen de los actos de violencia que menciono.

 

Hemos hablado muchas veces de los conceptos bajo los cuales podemos considerar a un maestro bueno o definitivamente malo, del compromiso y pasión que se requiere pero sobre todo de las capacidades de ajustes a los cambios, mismos que deben aportar siempre a la educación en el país, por eso les pregunto ¿qué es lo justo? ¿Llenar las aulas de profesores que han demostrado una y otra vez con hechos su falta de valores cívicos o bien defender y apoyar a los profesores que han probado ser merecedores de confianza contribuyendo a la educación cuando nadie más quería hacerlo?

 

Si quieren más información respecto a los hechos acontecidos en Oaxaca den clic en la siguiente nota: http://www.razon.com.mx/spip.php?article197426

Por una cultura de respeto.

¿Qué tan importantes son los valores en una sociedad?

 

Mucho se habla de los valores que la sociedad ha perdido con el paso de las nuevas generaciones, pero poco se ha hablado de qué podemos hacer para recuperarlos. ¿Qué papel jugamos los profesores en la cultura de respeto dentro de la sociedad? ¿En dónde se aprenden los valores? Pero sobre todo, ¿en qué momento se pierden?

 

Hoy celebramos el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, y si se preguntan ¿por qué este Día? Las respuestas son claras: la violencia contra la mujer es una violación a sus derechos humanos, además de que sigue siendo una pandemia global. Hasta un 70% de las mujeres sufren violencia a lo largo de su vida. Pero ¿qué origina la violencia contra la mujer? ¿se trata de discriminación de género? O simplemente es una de las consecuencias de los valores que hemos perdido como sociedad.

 

Respeto, amor, tolerancia, son solo algunos de los valores cuyo concepto ha sido confundido, dañado y adaptado según las necesidades; valores tan básicos que deben representar la convivencia armónica de los seres humanos como sociedad y que hoy no tenemos claros.  Los abuelos solían decir en un lenguaje muy coloquial que “la educación se mama”, pero ¿de quién?

 

Hablar de cambios en la educación no solo implica aquellos que radican en la mejora de contenidos o infraestructura, capacitaciones u horarios extendidos de trabajo, no se trata de hacer únicamente a la educación incluyente, mantenerla laica, pública y gratuita, implica si me lo permiten, transmitir y heredar valores cívicos, morales, personales, familiares, valores éticos, que nos hagan mejores individuos en la escuela, en casa, en la sociedad.

 

Como docente creo firmemente en educar con el ejemplo, porque más dicen nuestros acto que nuestras palabras; trabajar en equipo con la familia y la sociedad harán resurgir muchos de los valores perdidos y por supuesto eliminar muchas de las consecuencia que hoy padece la sociedad por la falta de los mismos, una de ellas la violencia. Por eso me pareció importante basarme en un día tan significativo como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer para hablarles de la cultura de respeto que como sociedad necesitamos.

 

Un dato curioso que pueden comunicar a sus alumnos respecto a este día, es que se eligió el 25 de Noviembre para conmemorar a las hermanas Mirabal, tres activistas políticas que fueron brutalmente asesinadas en 1960 por orden del gobernante dominicano Rafael Trujillo.

 

¡Opinen! ¿Cuáles creen que son los valores más importantes que debemos retomar como sociedad para formar y fortalecer una cultura de respeto? ¿Cuáles inculcan a sus alumnos?

 

Para conocer más datos respecto a la conmemoración del Día Internacional de la Violencia contra la mujer da CLIC en  http://www.un.org/es/events/endviolenceday/

Profesores vs. “profesores”

La buena noticia es que los “profesores” de los que tenemos noticias todos los días, es decir, los mismos que han pasado meses protestando contra la Reforma Educativa sin aportar nada a la educación son mucho menos que los profesores que si queremos contribuir a mejorar la educación desde nuestros salones de clases. ¡Seguimos siendo mayoría!

 

Por supuesto las noticias negativas han llenado los titulares de los medios de comunicación en lo que va del año, pero poco se ha hablado de ese 90% de profesores que a pesar de la disidencia u opiniones encontradas respecto a los cambios que trae la Reforma siguen trabajando y defendiendo el derecho de todo mexicano de recibir educación. ¿Por qué no hablar del maestro Juanito que ha logrado grandes resultados en sus grupos multigrados de educación indígena? O de la profesora María, o Aurora o de cualquier otro profesor como tú y como yo que si trabajamos todos los días para aportar nuestro granito de arena al desarrollo del país.

 

Entender lo que busca la CNTE o cualquier profesor que se manifieste en contra del progreso del país es complejo, sobre todo cuando tratamos de entender que en la medida que defienden “sus derechos” dañan los derechos de terceros de manera casi irreparable. ¿Cómo frenarlos? Con nuestro trabajo diario, haciendo el trabajo que ellos no están dispuestos a hacer, confiando en que las nuevas generaciones de docentes están dispuestas a trabajar por la calidad en la educación, a educar con el ejemplo, a capacitarse, a prepararse para afrontar los retos futuros con las herramientas necesarias. ¿Por qué no reaccionar como ellos lo han hecho? Porque gran parte de la labor de un maestro, es educar con el ejemplo y no podemos responder con violencia actos de violencia, ni defender intereses perdidos, cuando el único interés que debe movernos es aportar y defender a la educación.

 

Es momento de comunicar noticias positivas, logros en la educación, nuestros logros, los de nuestros alumnos. Somos parte del 90% de profesores dispuestos a guiar a México al progreso.

Presupuesto en educación 2014

292 mil 548.7 millones de pesos es la cifra final destinada a educación en el presupuesto de egresos 2014.

 

Durante semanas se habló del Presupuesto de Egresos del próximo año, el tema que nos preocupada: educación. Mesas de debate, intervención de maestros, medios de comunicación, expertos en el tema fueron constantes sobre todo en redes sociales, ¿por qué? Porque mejorar la educación en el país requiere de más y mejor presupuesto, donde la palabra “más” define los números extras y “mejor” la manera en como se deben invertir esos números.

 

Como maestros conocemos perfectamente cuáles son las carencias de las escuelas públicas, pero sobre todo sabemos cuáles deben ser las prioridades a cubrir para poder ejercer nuestra labor sin ninguna otra preocupación que la de ofrecer a nuestros alumnos educación digna y de calidad.

 

Cada profesor podrá diferir en sus opiniones al hablar de cuáles son esas prioridades, y es que las diferencias radican principalmente en las condiciones en las que nos ha tocado trabajar. Podemos hablar de mejorar la infraestructura en escuelas rurales sobre todo, pero mucho maestros de escuelas urbanas seguramente saben que sus planteles tienen las mismas carencias (pizarrones, aulas en malas condiciones, falta de salones audiovisuales, cero conexión a internet y ni hablar de equipo de computo); pero la infraestructura es solo un tema.

 

¿Cómo influye el aumento del presupuesto para educación en la calidad educativa? ¿se han hecho esta pregunta? Para mi es muy fácil de responder: es necesario invertir en la actualización y capacitación de profesores, en libros de texto, en ofrecer a los niños más y mejores oportunidades de desarrollo desde sus salones de clases (computadoras, conexión a Internet, salones audiovisuales), necesitamos acercarnos a las escuelas de excelencia en los llamados países desarrollados y si es necesario hacer las comparaciones pertinente para comenzar a acercarnos a ese nivel de educación y entonces sí, comenzar a hablar de calidad educativa.

 

En su experiencia ¿el presupuesto para educación asignado en 2014 cubre los principales objetivos de la Reforma Educativa?

Los maestros que si queremos salvar a México.

90% de los maestros no participó en paro nacional: SNTE.

Los titulares de noticias retoman de manera constante y hasta cierto punto natural todo lo que acontece alrededor del magisterio, pero sin duda, poco se habla de aquellos maestros que si estamos trabajando, de los maestros que si queremos contribuir y rescatar a México.

 

No hablaré de nueva cuenta de las intenciones desviadas de la CNTE, que por mucho se alejan de querer contribuir y sumar a la educación en el país; pero si hablaré de que gracias a actos pocos llenos de valor en los cuales se ha convocado a cientos de docentes a generar daños y caos social hemos logrado distinguir verdaderos líderes educativos, profesores con valores cívicos y que firmes a su vocación han defendido el derecho de sus alumnos de recibir educación gratuita, laica y obligatoria.

 

Hablemos de ese 90% de profesores que pertenecer al sindicato más grande de América Latina (SNTE) que a pesar de las provocaciones de los disidentes no han participado en el paro nacional al que convoca la CNTE.

 

México puede estar seguro de que así como hay “profesores” que dicen defender sus derechos muy a pesar de dañar el de sus alumnos, existimos profesores que nos mantenemos informados respecto a la defensa de nuestros derechos laborales, pero sobre todo que nos mantenemos #UnidosyFuertes trabajando por la educación.

 

A todos nos queda claro que en México somos libres de expresar libremente nuestras ideas y demandas, pero ¿de qué nos sirve el caos social si en vez de contribuir restamos al bienestar del país?

 

¡Somos más los profesores que defendemos la educación desde nuestras aulas!